Si eres vegetariano o sientes atracción por la comida vegetariana, seguro que más de una y más de dos veces alguien te habrá dicho frases como “¿y sólo comes lechuga?” o “ten cuidado con los análisis, porque eso no es sano”.

El vegetarianismo está de moda y, como casi todas las modas, tiene defensores y detractores. El problema es que los detractores, muchas veces, utilizan ‘argumentos’ que no tienen base en la realidad.

En Ecológicos Ahimsa llevamos desde 1978 fabricando productos vegetales y, además, 100% ecológicos. Por lo tanto, podrás imaginar que en estos más de 40 años de historia hemos visto, leído y escuchado muchas cosas acerca de la comida vegetariana.

Por eso hemos decidido hacer esta recopilación de mitos sobre la comida vegetariana, para intentar arrojar luz y dar respuestas a aquellos que, como nosotros en su momento, deciden incorporar los alimentos de origen vegetal a su dieta.

mitos comida vegetariana

1. Si eres vegetariano perderás masa muscular

Es falso. De hecho se puede llegar a ganar masa muscular sin ningún tipo de problema. Para ganar masa muscular es recomendable ingerir alimentos ricos en proteínas, como por ejemplo soja, cacahuetes, quinoa o garbanzos. Nuestras hamburguesas familiares, salchichas, tofu o Nuggets son, por ejemplo, alimentos aptos para vegetarianos y veganos ricos en proteínas.

Además en el mundo del deporte existen múltiples ejemplos de deportistas que siguen una dieta basada en comida vegetariana y que tienen una gran capacidad muscular que rinden a alto nivel, como el tenista Djokovic, el piloto Hamilton, la tenista Venus Williams, o el triatleta Eneko Llanos.

2. Se pierde capacidad intelectual

Falso, no existe ningún estudio científico que lo demuestre. Es más, según un informe de la Universidad de Southampton (Inglaterra), por cada incremento de 15 puntos en los niveles del coeficiente intelectual, la probabilidad de ser vegetariano crece un 38%.

3. El atún forma parte de la comida vegetariana

Falso. El atún es un animal, por lo que no forma parte de los alimentos de origen vegetal. Esta confusión viene porque la gran mayoría de los bares y restaurantes de España incluyen el atún en sus sándwiches o bocadillos “vegetales”, pero eso no lo convierte en una opción válida para vegetarianos y veganos.

4. La comida vegetariana es cara

Otro falso mito. La comida vegetariana se basa principalmente en legumbres, verduras, hortalizas, frutos secos, frutas, semillas, granos, arroz, etc. Todos estos alimentos son, incluso, más baratos que la carne o el pescado en muchas ocasiones.

5. Hay pocas opciones vegetarianas en bares y restaurantes

La mayor parte de los bares y restaurantes españoles tienen ya varias opciones vegetarianas y veganas en su carta. Incluso se están multiplicando los bares y restaurantes 100% vegetarianos o veganos. Se calcula que ya hay más de 2.000 restaurantes vegetarianos en toda España.

Esto es así gracias a la ‘democratización’ de los productos de origen vegetal. La mayor parte de los productos que fabricamos en Ecológicos Ahimsa, por ejemplo, forman parte de las cartas de bocadillos, sándwiches y raciones de muchos bares y restaurantes de toda España que no son ni vegetarianos ni veganos.

6. La comida vegetariana tiene falta de proteínas

Falso. Como hemos indicado en el punto 1, hay muchos productos de origen 100% vegetal con un alto contenido en proteínas. La soja texturizada tiene un 50% de proteína vegetal, los cacahuetes un 30%, la quinoa un 16’5%, etc.

7. Se necesitan muchos suplementos vitamínicos

No es correcto. Si llevan una dieta sana y variada, las personas vegetarianas no deben tomar ningún suplemento vitamínico. Las personas veganas, por su parte, sí deberían tomar regularmente B12.

8. Es una comida difícil de preparar

Nada más lejos de la realidad. La complejidad de su preparación depende, como en el resto de comidas, de la receta elegida. Pero la mayor parte de las comidas vegetarianas son muy fáciles de hacer: lentejas con chorizo y morcilla vegetal, arroz de verduras, canelones rellenos de gofu, hamburguesas, croquetas… ¡anímate a echarle un vistazo a los vídeos de recetas que compartimos en nuestros canales de Facebook e Instagram, son muy fáciles de hacer!

9. Hace que enfermemos con mayor frecuencia

Incorrecto. De hecho quienes optan por una alimentación vegetariana suelen tener menos riesgo de sufrir una enfermedad cardiaca, diabetes, presión arterial alta o ciertos tipos de cáncer.

Si, además, se opta por consumir productos ecológicos aptos para veganos y vegetarianos, se ayudará también a la prevención de otras enfermedades. Estos productos se fabrican siguiendo estrictamente los criterios de producción ecológica: sin pesticidas, herbicidas u otros productos químicos que puedan dañar la salud.

10. Todos los vegetarianos están delgados

Comer comida vegetariana no es sinónimo de estar delgado. El peso depende de muchos factores más allá de la grasa que tengan los alimentos que se ingieren: de qué se acompañen, de la cantidad, del ejercicio que haga la persona en cuestión, de su metabolismo, etc.

11. No es comida apta para embarazadas

Estar embarazada y ser vegetariana es perfectamente compatible. Eso sí, es recomendable llevar una alimentación sana y equilibrada -al igual que si se siguiese una dieta que incluyese la carne-. La única precaución a este respecto es vigilar los niveles de B12 del organismo, y tomar ese suplemento vitamínico si es necesario.

12. Siempre tendrás hambre

Este es un argumento muy utilizado por aquellos que todavía creen que la comida vegetariana solo consiste en comer lechuga o plantas. Siguiendo una dieta variada, la comida vegetariana puede saciar lo mismo o más que la carne. ¿O acaso no sacian las legumbres, el arroz, la pasta, las hamburguesas veganas o las salchichas vegetales?

13. No puedes tener una dieta baja en hidratos de carbono

Falso. Es perfectamente posible llevar una dieta vegetariana baja en hidratos de carbono. El tofu, la soja texturizada, el seitán, las legumbres o muchas verduras son, por ejemplo, alimentos bajos en hidratos de carbono.

En cualquier caso, si se quiere llevar una dieta baja en hidratos de carbono siendo vegetariano o vegano, nuestra recomendación es contactar con un nutricionista experto en nutrición vegetariana o vegana.

14. La dieta vegetariana no es apta para niños.

Otro falso mito. Una dieta vegetariana es perfectamente recomendable para niños, siempre que sea equilibrada y rica en todos los nutrientes fundamentales para su crecimiento. Eso sí, los niños vegetarianos o veganos deberán tomar suplemento vitamínico de B12 para desarrollarse sin problemas de salud.

15. La carne es necesaria para estar sano

No es cierto. De hecho el consumo abusivo de carne aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, obesidad o diabetes. Incluso la Organización Mundial de la Salud avisa de que el consumo excesivo de carne roja o procesada puede provocar ciertos tipos de cáncer.

16. La comida vegetariana es una moda que pasará rápido

Lo mismo debían decirle a Pitágoras, que vivió en el siglo VI a.C. y está considerado el primer vegetariano moderno. Si bien el vegetarianismo fue muy residual tras la cristianización del Imperio Romano, resurgió con fuerza tras el Renacimiento. Desde el siglo XIX se ha expandido por todo el mundo, y se calcula que el 5% de la población mundial ya es vegetariana.

Por otra parte, la comida vegetariana no es una moda. Es, para muchas personas, un estilo de vida basado en llevar una alimentación amable con el planeta, las personas y los animales.

17. La dieta vegetariana produce anemia

Es una verdad a medias. La anemia puede producirse por varios factores, principalmente por falta de hierro y de vitamina B12.

Para evitar la falta de hierro, es recomendable seguir una alimentación equilibrada en la que haya presencia de legumbres como soja, garbanzos y lentejas;  de verduras de hoja verde como espinacas, acelga, col lombarda, alcachofas o brócoli; y de frutos secos. Los productos para veganos y vegetarianos que fabricamos en Ecológicos Ahimsa contienen gran cantidad de todos estos alimentos.

Respecto a la vitamina B12, ya hemos comentado anteriormente que si se sigue una dieta vegetariana estricta -es decir, una alimentación vegana-, lo ideal es tomar suplementos vitamínicos de B12.

18. La soja causa cáncer

Esta afirmación no tiene base científica. Según la American Cancer Society, “las evidencias no indican que exista algún peligro para las personas resultante de comer soja, y los beneficios para la salud parecen superar cualquier riesgo potencial”.

19. La comida vegetariana es la responsable de la deforestación

Según la organización ecologista Greenpeace, el 80% de la deforestación mundial está causada por la expansión agrícola, cuya mayor parte se destina a alimentar al ganado en lugar de a los seres humanos. Por lo tanto, no es cierto que la comida vegetariana sea una de las grandes responsables de la deforestación.

20. La comida vegetariana es la culpable de la contaminación

Falso. De hecho se calcula que consumir 100 gramos de carne al día causa una contaminación de 7’19 KG de co2E, por los 3’81 que se genera con una comida vegetariana (fuente: https://link.springer.com/article/10.1007/s10584-014-1169-1). Es decir, consumiendo comida vegetariana estaríamos ayudando a frenar la contaminación atmosférica.

Como ves, existen muchos falsos mitos sobre la comida vegetariana y su impacto en la salud de las personas y del planeta. En Ecológicos Ahimsa seguiremos trabajando para demostrar, cada día, que es posible apostar por una alimentación amable y respetuosa con el planeta, los seres humanos y los animales.